Insuficiència venosa crònica

La insuficiencia venosa crónica (IVC) se define como la incapacidad de las venas de las extremidades inferiores para realizar el retorno venoso hacia el corazón. En la mayor parte de los casos se debe a alteraciones de las válvulas venosas. Esto se traduce en una hipertensión venosa que provoca consecuencias en las extremidades.
La presentación clínica de la IVC comprende desde las telangiectasias (arañas vasculares) hasta las úlceras de causa venosa. A medio camino se sitúan las varices, su manifestación más conocida.
Su prevalencia exacta es desconocida por la variabilidad en consultar a un especialista, pero se cree que entre el 30-50% de la población tiene IVC en forma de varices.

Las varices se pueden presentar como una mera cuestión estética o asociadas a dolor y edema. Además pueden complicarse con tromboflebitis, sangrados o alteraciones de la piel.

En caso de dolor o complicación está indicado su tratamiento, siempre basado en una exploración con eco-doppler. Es posible beneficiarse de técnicas quirúrgicas o endovasculares (laser, radiofrecuencia, esclerosis). Siempre hay un beneficio en las terapias compresivas y vida no sedentaria.

Dra Soto
Col. 43262